Home
Supersticiones y Creencias

Lúcia Gaspar
Bibliotecaria de la Fundación Joaquim Nabuco
Este endereço de e-mail está protegido contra SpamBots. Você precisa ter o JavaScript habilitado para vê-lo.

Es el miedo de lo desconocido unido aliado a la inseguridad de la vida que genera en los hombres creencias supersticiosas.

Las supersticiones tienen origen al inicio de la civilización humana y con ella deberán morir. Hacen parte de la propia esencia intelectual humana y no existe momento en la historia del mundo en que ellas no estén presentes.

Hacen parte de muchos actos de la vida del hombre, sea del más rudo al más instruido, el científico, el escritor, el artista.

Son siempre de carácter defensivo, respetado para evitar un mal o algo no deseado.

Los amuletos, transformados en adornos y joyas son señales exteriores de las supersticiones. Son objetos de defensa, a lo cual se atribuye la virtud de apartar maleficios y traer buena suerte, como la figa (mano con el dedo pulgar entre el indicador y el corazón), un ramo de romero, ajo, tarot, trébol. El talismán tiene la misma finalidad del amuleto, pero es hecho especialmente para determinada persona, y sólo a ella irá a defender.

Para la "defensa", personal o de la residencia, existen los baños con hierbas y rituales que "limpian" el ambiente.

Superstición es también creer en la existencia real de los mitos folclóricos, como el saci, la mula-sin-cabeza, el hombre lobo, brujas y en hechizos hechos, mal-de-ojo u ojo gordo.

Existen creencias que no implican en miedo o defensa de algún mal, como por ejemplo: los billetes de la suerte en las fiestas del ciclo junino, la ingestión de ciertos alimentos en la cena de Año Nuevo, tirar el diente de leche del niño en el tejado para obtener dientes fuertes.

Las supersticiones unidas al embarazo y al parto son muy antiguas y tienen una gran importancia en la vida de los pueblos. Los filipinos creen en un espíritu maligno que perturba el parto, volviéndolo penoso. Los húngaros acostumbran a tirar sobre la cabeza de la parturienta para alejar los malos espíritus.

En algunas tribus africanas había la creencia de que la mujer embarazada no debía acompañar entierros porque el alma del muerto podría encarnar en el bebé.

Entre los indios del  Amazonas, las mujeres, principalmente cuando están embarazadas, no deben ver el preparo del curare (veneno), no pueden coger en la caza y en las armas. No pueden comer paca (especie de roedor), pues de lo contrario no conseguirían dormir.

Existe una cantidad enorme de supersticiones conocidas, pasadas de padre para hijo y presentes en lo cotidiano de muchas personas:

. una tijera no debe quedar abierta por mucho tiempo. Da mala suerte;
. el saltamontes verde da suerte. Su aparición es señal de esperanza;
. al acompañar un entierro no se debe entrar en el cementerio antes del cajón;
. pisar el rabo del gato atrae maleficios;
. no se debe pasar debajo de escaleras o quebrar espejos. Da mala suerte;
. pantuflas volteadas boca arriba atraen desgracias;
. colocar la escoba atrás de la puerta expulsa visitantes de la casa;
. niño que al nacer trae la mano cerrada será tacaño cuando grande;
. niño que juega con fuego en la noche hace pipi en cama;
. cuando un niño sueña que está cayéndose en un pozo es señal de que está creciendo;
. rasquiña en la palma de la mano no es buena cosa;
. dejar la maleta abierta es de mal augurio, pues se asemeja a un cajón mortuorio;

Existen también aquellas personas supersticiosas que usan el mismo tipo de ropa, por ejemplo, cuando su equipo de futbol va a un juego importante, para no traer mala suerte. Eso es muy común en la época del Mundial de Fútbol, tanto entre hinchas como entre los jugadores.
 
Recife, 11 de julio de 2003.  
(Actualizado el 8 de septiembre de 2009).

FUENTES CONSULTADAS:

CÂMARA CASCUDO, Luís da. Dicionário do folclore brasileiro. Rio de Janeiro: Edições de Ouro, [ s.d.].

CARVALHO NETO, Paulo de. 
Folclore sergipano: primeira sistemática sintética e primeira antologia 1883 a 1960. Aracaju: Sociedade Editorial Sergipana, 1994. p.59-61.

LIMA, Maria do Rosário de Souza Tavares de.
 Uma pitada de folclore. São Paulo: [Ed. do autor], 1995.

VIEIRA FILHO, Domingos. 
O mundo das superstições. São Luiz: Departamento de Cultura do Estado, 1963.

 

COMO CITAR ESTE TEXTO:

 

Fonte: GASPAR, Lúcia. Supersticiones y creencias. Pesquisa Escolar Online, Fundação Joaquim Nabuco, Recife. Disponível em: <http://basilio.fundaj.gov.br/pesquisaescolar_es/>. Acesso em: dia  mês ano. Ex: 6 ago. 2009.

 

 

 

 

Encontrar "Palavra-chave"

Encontrar "A a Z"


Copyright © 2019 Fundação Joaquim Nabuco. Todos os direitos reservados.
Desenvolvido pela Fundação Joaquim Nabuco