Home
Othon Bezerra de Mello

Maria do Carmo Andrade
Bibliotecaria de la Fundación Joaquim Nabuco
Este endereço de e-mail está protegido contra SpamBots. Você precisa ter o JavaScript habilitado para vê-lo.

Othon Lynch Bezerra de Mello fue uno de los mayores industriales del Brasil. Nació el día 9 de febrero de 1880, en la ciudad de Limoeiro, estado de Pernambuco. Hijo de José Clemente Bezerra de Mello, descendiente de Bernardo Vieira de Mello, héroe de la Guerra de los Mascates y de Ama Lynch Bezerra de Mello, descendiente de familia inglesa.

Estudió en el Colegio Onze de Agosto, en Recife. Othon tenía tendencias literarias, sin embargo su padre prefirió orientarlo para el comercio y le mandó aprender francés e inglés, y familiarizarse con las grandes empresas de Europa. En 1913, se casó con   Maria Amália de Araújo Brito, hija del ingeniero Luís Correia de Brito, con quien tuvo once hijos.

Su vida de dirigente comercial comenzó desde 1905, y ocho años después ya era el primer secretario de la Asociación Comercial. En 1921, se destacó como miembro de una comisión oficial enviada al Presidente de la República para resolver graves problemas relativos al comercio pernambucano. Hombre dinámico, a esa altura, ya era un líder del comercio y de la industria nacional.

Inició sus actividades comerciales con una tienda en la rua da Cadeia, actual Marquês de Olinda, abriendo después otra, en la Duque de Caxias, y una más en la rua do Imperador. En 1924, Othon compró la Fábrica de Tejidos Apipucos, transformada en cotonifício Othon Bezerra de Mello S.A, y procuró adaptarla a las nuevas tecnologías importadas de Europa, para obtener así, mejor calidad de tejido.

Con las nuevas tecnologías en el área textil, vinieron también técnicos y especialistas ingleses y alemanes que, con sus ideas progresistas, principalmente en administración, luchaban por mejores salarios para los operarios, por el ocio y por una buena alimentación. Promovieron incluso la creación de una Sociedad de la Fábrica.

Después la consolidación de esos establecimientos, Othon Bezerra de Mello, montó la Fábrica de Tejidos Amalita, en homenaje a su esposa, y años después adquirió la Fábrica de la Várzea, que le fue ofrecida por el propietario, el conde Pereira Carneiro, modernizándola y transformándola en un nuevo emporio, la Fábrica Anita.

Othon fue también Consejero Municipal y Diputado Estatal, pero su pasión era el emprendimiento en el área textil. Incentivaba siempre a sus hijos y herederos a interesarse por esa rama de actividad.

En 1941, fundó la Compañía Fiação e Tecelagem Bezerra de Mello (Hilatura y textil), incorporando la Fábrica Éster, en Santo Aleixo, en el municipio de Magé, en el estado de Rio de Janeiro. En ese mismo año, instaló en Curvelo, Minas Gerais, la Fábrica Maria Amália.

En 1943, las industrias Othon Bezerra de Mello se extendieron hacia el estado de Alagoas, con la compra de las Fábricas Fernão Velho y Carmem, localizadas en Maceió, creando la Sociedade Anônima Othon Bezerra de Mello, Fiação e Tecelagem (Hilatura y Textil).

Estas nuevas unidades de hilaturas eran entregadas a sus hijos que, ya eran personas con experiencia por causa de sus estudios en Europa y orientados por el padre, continuaban desarrollando el negocio. Ampliando su área de actuación, Othon Bezerra de Mello, ingresó en el ramo de la industria azucarera, comprando y modernizando la Usina Una, que fue anexada a la Usina Santo André, formando la Compañía Azucarera Santo André do Rio Una.

Mientras ampliaba sus emprendimientos, Othon también analizaba y discutía los problemas brasileños a través de artículos claros y oportunos en revistas y periódicos.

Consciente de la importancia de una hidroeléctrica para el Brasil, compró la mayoría de las acciones de la Compañía Luz e Força Hulha Branca de Minas Gerais, reorganizándola, modernizándola, y duplicando la capacidad de su principal proveedora: la Usina Baraúna.

Hombre sociable, con experiencia de viajar y comunicativo, comprendió las potencialidades turísticas del Brasil. Se lanzó, entonces, a un nuevo negocio: la industria hotelera. Ya en 1916, fundó el Recife-Hotel.

Rio de Janeiro y São Paulo eran centros más favorables para el desarrollo de ese tipo de emprendimiento. Escogió en aquellas ciudades lugares apropiados para la construcción de grandes hoteles y creó la Companhia Brasileira de Novos Hotéis, (Compañía Brasileña de Nuevos Hoteles) cuya razón social fue después mudada para Hotéis Othon S.A. Fueron surgiendo el Aeroporto Hotel, el Castro Alves, el Olinda, el Lancaster, el Califórnia, el São Paulo, y el majestuoso Othon Palace, en el centro de la  ¿?  entre otros.

Preocupado con sus empleados, Othon abrió para ellos escuelas con asistencia médica y dental, y parceló terrenos para construcción de sus casas. Era también un apreciador de las artes. Sus residencias, en Recife, en São José dos Manguinhos, en Rio de Janeiro, en Cosme Velho y en Petrópolis, eran verdaderas exposiciones de buen gusto.

En Pernambuco, instituyó el Prêmio Literário Othon Bezerra de Mello, entregado por la Academia Pernambucana de Letras, destinado a los mejores libros publicados anualmente. Igual iniciativa fue por él adoptada en Alagoas y en Minas Gerais, lo que le valió el título de Mecenas Brasileño del Siglo XX. También fueron contemplados con premios semejantes, la Facultad de Ciencias Económicas de Recife y la Escuela de Comercio Álvares Penteado de São Paulo.

Othon donó una inmensa área con manantiales de agua, en Alagoas, en el Catolé da Rocha, para abastecer la ciudad. Allí el gobierno de Alagoas, organizó el Parque Othon L. Bezerra de Mello, irguiendo un busto de su donador. Era conocido y respetado nacional e internacionalmente, habiendo participado de diversas  comisiones oficiales brasileñas enviadas al exterior.

Con el pasar del tiempo y ya cansado de la lucha, la resistencia física del gran empresario fue disminuyendo. Enfermo, vino a fijarse en su residencia de São José dos Manguinhos, en Recife. Delgado y debilitado, se hacía transportar a través de los puentes y de las calles, para volver a ver las casas que dirigió y la ciudad cuyo nombre había engrandecido.

Othon Bezerra de Mello, murió el día 8 de febrero de 1970.

Recife, 31 de agosto de 2005.                 (Actualizado el 14 de septiembre de 2009).

 

FUENTES CONSULTADAS:

 

SILVA, Jorge Fernandes da. Vidas que não morrem. Recife: Secretaria de educação de Pernambuco. Departamento de Cultura, 1982.

 

VERAS, Lúcia Maria de Siqueira Cavalcanti. De Apé-puc a Apipucos: numa encruzilhada, a construção e permanência de um lugar urbano. Recife: Bagaço, 1999.

 

 

COMO CITAR ESTE TEXTO:

 

Fonte: ANDRADE, Maria do Carmo. Othon Bezerra de MelloPesquisa Escolar Online, Fundação Joaquim Nabuco, Recife. Disponible en:<http://basilio.fundaj.gov.br/pesquisaescolar_en>. Acceso en: día mes año. Ej.: 6 ago. 2009.

 

 

Encontrar "Palavra-chave"

Encontrar "A a Z"


Copyright © 2020 Fundação Joaquim Nabuco. Todos os direitos reservados.
Desenvolvido pela Fundação Joaquim Nabuco