Home
Vitalino

Lúcia Gaspar
Bibliotecaria de Fundação Joaquim Nabuco
Este endereço de e-mail está protegido contra SpamBots. Você precisa ter o JavaScript habilitado para vê-lo.

 

Vitalino Pereira dos Santos nació el día 10 de julio de 1909, en Sítio Campos, en Caruaru, Pernambuco. Vivía en Alto do Moura, una villa a seis kilómetros de distancia cerca de Caruaru.    

Hijo de labradores, se inició con tan sólo 6 años (1915) en el arte de la alfarería. Como todo niño hacía animalitos - buey, caballo, vaca - con las sobras del barro usadas por su madre que era louceira, denominación dada a las mujeres que hacían utensillios domésticos de barro. Esta producción le dio el nombre de vajilla de juguete. Vitalino pasó de la vajilla de juguetea la cerámica figurativa con la pieza Caçador de onça: un gato maracayá trepado en un árbol, arrinconado por un perro y el cazador haciendo puntería, que fue vendida en la Feria de Caruaru.    

Dueño de un gran talento musical, aprendió a tocar pífano (especie de flauta sin claves y con 7 orificios) y con tan solo 15 años montó su propia banda, la Zabumba Vitalino.    

Inspirado en el folclore nordestino, con un estilo figurativo, universalizó con su marca personal lo cotidiano del hombre del interior del nordeste. En sus obras se registran el paisaje rural y también el urbano, donde ocurren sus obras: Cortejo nupcial, Casamento no mato, Enterro na rede, Enterro no carro de boi, Boi transportando cana, Vaquejada, Vaqueiro que virou cachorro, A luta do homem com o Lubishome, Boi transportando o vivo e o morto, Lampião a pé, Lampião e Maria Bonita. La organización social del sertón también aparece en su obra, a través de la representación de la familia solidaria: Agricultor voltando da roça com a família, Retirantes. En la esfera de lo urbano aparece el dentista, el fotógrafo, el tren a vapor, la PRA-8, la operación, el abogado, la costurera. Existe también la serie Vitalino ceramista, un autoretrato: Vitalino cavando barro, Vitalino trabalhando, Vitalino queimando a loiça, Vitalino e Manuel carregando a loiça. Vitalino ejecutaba también ex-votos, según las declaraciones de sus contemporaneos Zé Caboclo y Zé Rodrigues.     

El material que él usaba para sus piezas era el massapê, que retiraba de la marea del río Ipojuca y transportaba en cestos a su casa. El barro era mojado y dejado en un deposito durante dos días para que luego fuese curtido, siendo entonces amasado y modelado. Las piezas eran cocidas en un horno circular, construido al aire libre, detrás de su casa.    

Al comienzo la aplicación del color en los muñecos se realizaba con barro de diferentes tonos - tauá, rojo, blanco. Después Vitalino pasó a usar productos industriales en la pintura de sus muñecos. Las piezas de la primera etapa, no poseían marca de autor. Posteriormente el artista pasó a marcar con lápiz y tinta negra las iniciales "V.P.S", en el reverso de la base de los grandes grupos y a partir de 1947 comenzó a utilizar el sello, también de barro, con las mismas iniciais "V.P.S", adoptando en 1949 su nombre de bautismo.     

Fue el artista plástico Augusto Rodrigues quien reveló el trabajo de Vitalino para el resto del País, organizando en 1945 su primera exposición en Río de Janeiro. Aún en vida realizó una donación de 250 piezas al Museo de Arte Popular de Caruaru, respondiendo al pedido del ayuntamiento de la ciudad.

Murió pobre, olvidado y sin ayuda del Estado, víctima de la viruela, el día 20 de enero de 1963.

Después de su muerte fue inaugurada, en Alto do Moura, la Casa Museo Maestro Vitalino, donde están expuestas sus principales piezas. Su producción está estimada en alrededor de 130 piezas, que son cuidadosamente reproducidas por la familia. Hoy sus trabajos más valuados son los de la primera etapa de su obra, en especial aquella producción en que los ojos de los muñecos son ahuecados y no pintados. Sus hijos, nietos y bisnietos continúan su trabajo hasta hoy.

La producción del maestro Vitalino se encuentra bien representada en el Museu do Homem do Nordeste de Fundação Joaquim Nabuco.

 
 

Recife, 03.de julio de 2003.
Actualizado el 16 de septiembre de 2009.
Actualizado el 27 de julio de 2017.

 

 

FUENTES  CONSULTADAS:

 

 

FROTA, Lelia Coelho. Mestre Vitalino. Recife: Fundaj, Ed. Massangana, 1986.

MESTRE Vitalino. Rio de Janeiro: Centro Cultural Banco do Brasil, 1993. 

RIBEIRO, René. Vitalino: ceramista popular do Nordeste. Recife: IJNPS, 1972.

 

 

 

COMO CITAR ESTE TEXTO:

 

 

Fonte: Gaspar, Lúcia. Vitalino. Pesquisa Escolar Online, Fundação Joaquim Nabuco, Recife. Disponible en:<http://basilio.fundaj.gov.br/pesquisaescolar_es/index.php_en>. Acceso en: día mes año. Ej.: 6 ago. 2009.

 

 

Encontrar "Palavra-chave"

Encontrar "A a Z"


Copyright © 2019 Fundação Joaquim Nabuco. Todos os direitos reservados.
Desenvolvido pela Fundação Joaquim Nabuco