Home
Alto do Moura, Caruaru, Pernambuco

Lúcia Gaspar
Bibliotecaria de la Fundación Joaquim Nabuco
Este endereço de e-mail está protegido contra SpamBots. Você precisa ter o JavaScript habilitado para vê-lo.

El Alto do Moura es un barrio de Caruaru, município del salvaje/agreste pernambucano, donde se concentra una comunidad de artistas de artesanía de barro.

Situado cerca de 7 km del centro de la ciudad, es considerado, por la UNESCO,  el mayor centro de arte figurativa de las Américas.

Antes del siglo XVI, la región hacía parte de un territorio comprendido entre Bahia y Maranhão, habitado por los indios Kariris, que poseían una producción de cerámica de barro rústica, sin un estilo definido o decoración. Si hacemos una comparación de la cerámica utilitaria producida por los productores de losa de barro de la región, hasta la mitad del siglo XX, se nota que hay una gran influencia de la cultura indígena, así como la existencia también de algunas prácticas introducidas por los negros y por los portugueses.

Antiguamente, la confección de potes, jarras, moringas (recipientes para almacenar agua, llamadas en el Nordeste de cuartillas) y otros utensilios domésticos era una tarea restricta a las mujeres y a los niños. Las técnicas utilizadas por ellas eran muy semejantes a la de los indígenas y la tradición era transmitida de madre para hija en las actividades domésticas.

Con el progreso y el desarrollo urbano, durante la primera mitad del siglo XX, la producción se transformó, cada vez más, en una fuente de renta auxiliar para la subsistencia de las familias de la zona rural.

Uno de los principales factores para el aumento de la producción de cerámica de barro en la región fue la existencia de la Feria de Caruaru, donde se podrían comercializar los objetos confeccionados con más facilidad.

Aún así,  hasta finales de la década de 1940, la economía del Alto do Moura dependía básicamente de la agricultura de subsistencia familiar, con pequeñas culturas de maíz y yuca.

A partir de la ida de Vitalino para el local, en 1948, hubo una nueva perspectiva para la comunidad. La fama nacional del Maestro contribuyó para facilitar la comercialización de las piezas, volviéndose una actividad lucrativa. El trabajo dejó entonces de ser únicamente femenino, comenzando los hombres a trabajar la práctica de la cerámica figurativa de barro.

En el Alto do Moura, los artistas trabajan en sus casas,  modelando el barro y creando diversos objetos y figuras de todos los tipos. Sus casas son verdaderos talleres donde, además de crear, ellos venden el producto de su trabajo. Los temas básicos de los artesanos son motivos folclóricos que retratan lo cotidiano del hombre sertanejo, del campo: el bumba-meu-boi, el maracatu, las bandas de pífano, los retirantes de la seca, el cangaço y los cangaceiros, principalmente los famosos Lampião y Maria Bonita, el vaquero, la vaquejada, el matrimonio y el entierro en la zona rural.

En 1971, la casa donde vivió Vitalino Pereira dos Santos (1909-1963) fue transformada en la Casa Museo Mestre Vitalino. En el local, son expuestos sus principales piezas, objetos personales, fotografías, mostrando un poco de la historia del famoso artesano caruarense. Construida en 1959, la casa sufrió algunos reparos para transformarse en museo, pero conservó la estructura original en ladrillo crudo. Se estima la producción original de Vitalino en cerca de 130 piezas, que continúan siendo reproducidas por sus hijos, nietos y biznietos. Las piezas más valorizadas son las de la primera fase de su obra, cuyos muñecos tienen los ojos hundidos y no pintados. En la Casa Museo la entrada es gratuita. Uno de los hijos de Vitalino es el guía y también el administrador del museo.

Está también localizada en el Alto do Moura la Casa Museo Mestre Galdino, que abriga diversas piezas de barro, fotografías y poesías, que muestran la historia del artesano, cantante de viola y poeta popular Manuel Galdino de Freitas (1929-1996).

Uno de los seguidores de Vitalino, Manuel Eudócio – homenajeado en 2009 con el título de Patrimonio Vivo de Pernambuco – es uno de los famosos muñequeros del Alto do Moura, así como se cuñado, Zé Caboclo (José Antonio da Silva, 1921-1973) también lo fue.

En 1990, la comunidad ya contaba con más de quinientos artesanos trabajando directamente con la cerámica figurativa.

Además de la artesanía del barro, el Alto do Moura posee bares y restaurantes especializados en la culinaria pernambucana, principalmente en platos hechos con la carne de cabra, muy apreciada en la región. Contribuye todavía para iluminar el São João de Caruaru, con uno de los más animados polos de la fiesta junina.

Recife, 28 de enero de 2011.

FUENTES CONSULTADAS:

ALTO do Moura une artesanato, gastronomia e forró. Disponível em:<http://www.viajandaunblog.pop.com.br/post/2358/alto-do-moura-une-artesanato-gastronomia-e-forro> . Acesso em: 21 jan. 2010.

ALTO do Moura (foto neste texto). Disponível em:<http://www.ceramicanorio.com/artepopular/caruaru/caruaru.htm> . Acesso em: 28 jan. 2011.

CORREIA, Sara. Delicadeza da arte figurativa. Continente Multicultural, Recife, ano 6, n. 61, p. 94-95, jan. 2006.

LIMA, Sandra. Invenção e tradição: uma trajetória de resistência pelo espaço da memória. Resgate, Campinas, SP, n. 13, p. 135-152, 2004.

MESTRE Vitalino e outros, Caruaru/Alto do Moura - PE.  Disponível em:http://www.ceramicanorio.com/artepopular/caruaru/caruaru.htm> . Acesso em: 21 jan. 2011.

COMO CITAR ESTE TEXTO:

Fuente: GASPAR, Lúcia. Alto do Moura, Caruaru, Pernambuco. Pesquisa Escolar Online. Fundação Joaquim Nabuco. Recife. Disponível em: http://basilio.fundaj.gov.br/pesquisaescolar_es. Acesso em: dia mês ano. Ex.: 6 ago. 2009.  

 

Encontrar "Palavra-chave"

Encontrar "A a Z"


Copyright © 2019 Fundação Joaquim Nabuco. Todos os direitos reservados.
Desenvolvido pela Fundação Joaquim Nabuco